Inicio / Comunicación / Comunicados de prensa


Comunicados de prensa


Cantabria pilotará un proyecto para la calificación crediticia en pymes, con la finalidad de atraer capital.

25-06-2020

La Cámara de Comercio de Cantabria firma un acuerdo de colaboración con Inbonis Rating e Informa D&B, para desarrollar en Cantabria un proyecto piloto para que las pymes puedan obtener una calificación crediticia similar a la de las grandes empresas y facilitar así su acceso a la inversión externa y a la financiación de capital.

La Cámara de Comercio de España eligió a la Cámara de Comercio de Cantabria para desarrollar este proyecto piloto, el primero de este estilo en España, que empezará en la comunidad para posteriormente extenderse por el resto del ámbito nacional a través de la red de Cámaras de Comercio.

El proyecto pretende hacer del tejido empresarial de Cantabria un referente de calidad crediticia y posicionar a las empresas de la región ante la inversión externa, con la finalidad de atraer capital y generar confianza con socios comerciales.

La calificación crediticia, también llamada rating crediticio, consiste en valorar la calidad de la deuda empresarial en base al posicionamiento en el mercado de la empresa, la calidad de su gestión y gobierno corporativo, la capacidad para generar flujos financieros, y el entorno económico del sector. Esta calificación puede ser usada como herramienta de información interna y benchmarking frente a terceros o como método para una obtención más ágil de financiación a través de inversores o entidades bancarias.

El convenio ha sido firmado por Modesto Piñeiro, presidente de la Cámara de Comercio, Alberto Sánchez Navalpotro, CEO de Inbonis Rating –única agencia de calificación crediticia especializada en pymes registrada por la Autoridad Europea de Mercados y Valores (ESMA)– y Juan Mª Sainz, CEO de Informa D&B (compañía filial de CESCE), líder en el suministro de información comercial, financiera, sectorial y de marketing.

El proyecto está orientado a empresas, tanto públicas como privadas, que tienen una facturación a partir de dos millones de euros y que comienzan a ser susceptibles de inversión por terceros. Además, persigue que las entidades financieras puedan utilizar la calificación crediticia para simplificar y reducir sus gastos de gestión y análisis de las pymes que solicitan financiación, contribuyendo así a agilizar el flujo de crédito.

Piñeiro considera que "democratizar la calificación crediticia permite a la pyme jugar en la misma liga que la gran empresa a nivel de credibilidad financiera, con el valor añadido de que la pyme per se tiene una mayor flexibilidad y agilidad en la toma de decisiones, lo que puede apoyar que a través del rating las operaciones financieras o de inversión podrían ser sorprendentemente rápidas" y, esto es lo que "precisamente a día de hoy necesitan nuestras empresas".

"En un momento convulso como el actual, ponemos a disposición de las pymes una herramienta de objetivación de su riesgo crediticio que les permitirá demostrar su solvencia ante entidades financieras e inversores a la hora de buscar capital; esa herramienta es la calificación crediticia, la misma que han utilizado las grandes empresas para financiarse", asegura Sánchez Navalpotro.

Por su parte, Sainz ha destacado que, para Informa, "es un privilegio participar en este proyecto, aportando todo nuestro conocimiento sobre el sistema empresarial español. Apoyando en todo lo necesario al tejido empresarial cántabro".

El convenio, que inicialmente se firma por un año, se pondrá en marcha en el mes de julio a través de un evento online y semipresencial (dadas las medidas de seguridad sanitaria que se deben respetar) abierto al público, al que serán invitadas las empresas de la región, así como a los representantes de las entidades financieras y del Gobierno de Cantabria.

Foto alta resolución